Yoga y bienestar

Yoga y bienestar ft. Andrea Torres

La espiritualidad es un llamado. A todos nos llega de forma distinta, en momentos y por razones diferentes. Saber escucharlo implica estar preparado para dejar algunos vicios, actitudes y hasta estilos de vida. 

Recuerdo bien la primera vez que me concienticé de que quería hacer un cambio. Estaba confundido, frustrado. Pocas veces he sentido tal necesidad de evaluar mis actos, de erradicar pensamientos negativos hacia mí mismo y hacia otros; de desollarme y, en carne viva, decidir quién soy y cómo deseo construir mi vida. 

Decirles que fortalecerme ha sido fácil sería mentirles monumentalmente. Me ha costado amigos, empleos y sueños. Por suerte, el hecho de que se hayan ido implica que nunca estuvieron destinados para mí.

Entonces, ¿vale la pena? Esta pregunta me la hacen a menudo. Sí y no. Tienes que estar deseoso de mejorar, de enfrentarte a las expectativas y decidir cuáles coinciden contigo y cuáles solo representan un peso. También implica cuestionar. Mucho. Todo. Así que únicamente lo recomiendo si te crees preparado para enfrentar lo que viene.

En el caso de que estés mínimamente listo para la batalla, ¡lánzate, Mae! Cierto, duele, incluso puede llegar a ser incómodo, pero merece la pena. En mi experiencia, no hay un día en el que no agradezca haber comenzado este camino. Claro que ha habido decepciones, sinsabores y muchos, muchos momentos de duda; pero comprender que estás pasando por una depuración basta para “amacharte” y seguir sin voltear atrás.

¿Conclusión? No importa cómo, cuándo o por qué: ¡si algo en tu interior te impulsa hacia una reflexión profunda, déjate llevar! No cuestiones el camino que habrás de seguir, mucho menos te detengas a analizar lo que puede implicar; solo continúa hasta que los pies te duelan y las palabras no hieran. Recuerda que la riqueza no se mide en bienes, sino en cuánto te conoces, respetas y amas.

Derarrollado por OASIS STUDIO