Vivir en el extranjero ft. Mayte Mouron

Durante días reflexioné sobre la perspectiva desde la que abordaría este tema, si bien hay mucho que decir, me costó mucho trabajo ordenar las ideas de forma coherente. No fue hasta que –platicando con una compañera– todo tomó sentido.

Algo había escuchado, pero no estaba seguro de su historia de vida; sin querer se dio el espacio para preguntarle y fue ahí cuando confirmé que, en efecto, es una ciudadana del mundo.

Nacida en Lesoto, criada en Suiza y Londres, con estudios universitarios en Cuba y residencia en México, esta extraordinaria trotamundos considera San Vicente y las Granadinas su hogar. Ante semejantes mudanzas le pregunté si no le es muy difícil desarraigarse de todo y comenzar de nuevo. Su respuesta fue que no, que cada nuevo lugar es una aventura que está deseosa de emprender, porque sus seres queridos siempre la van a respaldar.

Fue entonces cuando el hilo conductor de este artículo apareció: hogar no es en donde resides, sino en donde está tu corazón. Suena cursi y empalagoso, pero es real.

En mi caso, hecho raíces con facilidad, pero mi hogar es en donde están mis mejores amigos, mi familia y mis recuerdos. Es por eso que, sin importar el hemisferio en el que me encuentre, la brújula siempre señala el camino hacia donde está mi corazón.

Con esto no quiero decir que vivo añorando regresar a casa, sino que puedo estar en cualquier parte del mundo porque sé cuál es mi lugar, porque sé que hay personas esperándome, apoyándome, amándome. En dónde esté físicamente no importa, ¡lo que el hogar me brinda rompe y cruza cualquier frontera!

Por eso, si tu, mi querido Mae, al igual que yo te encuentras lejos de casa, recuerda que no se trata de un lugar físico, sino de tus seres queridos, aquellos cuyo amor incondicional te acompaña en triunfos y momentos de soledad, quienes te dan fuerza para seguir adelante e inspiran para no tirar la toalla en la búsqueda de alcanzar tus sueños.

De igual forma, recuerda que en cada nueva ciudad cabe la posibilidad de que encuentres nuevos amigos, mismos que se convertirán en una extensión de tu familia. ¡Es cuestión de que le des tiempo al tiempo, que todo llega en el debido momento!

Derarrollado por OASIS STUDIO