#ViajandoConMike Shanghái

Desde que mi hermana cursó un semestre en Shanghái, esta ciudad se posicionó en mi bucket list. Leer sus aventuras, sorprenderme con lo que comía, imaginar las calles por las que enfiestaba hizo que me enamorara de un lugar distante, pero familiar a la vez.

Nueve años después, logré aventurarme a China continental. Debo confesar que estaba nervioso por todos los comentarios que había recibido, aunque, de ellos, solo the Great Firewall me afectó en verdad. Tener acceso limitado a Internet en un país en donde los gadgets se han convertido en extensiones del ser es frustrante, especialmente cuando necesitas comunicarte y no cuentas con un traductor eficiente que te saque del apuro. ¡Aún así, Shanghái valió la pena!

Estamos hablando de una ciudad vibrante, juvenil, moderna. Lo interesante es que conjuga a la perfección lo milenario con lo actual, dando una clara idea de lo que la cultura china tiene por ofrecer a la humanidad. Sin esforzarse, a cada paso te percatas de la capacidad económica y tecnológica que poseen. Aquí es en donde tendría que hablar sobre lo increíble de su landscape y, por su puesto, de Disneyland, pero limitarme a ello sería no hacerle justicia a tan maravillosa ciudad.

Lo que puedo decirles es que es un lugar muy especial para mí. Llegué buscando reproducir los pasos de mi hermana y terminé encontrando mi templo favorito (Jade Buddha Temple), un centro comercial asombroso (Yuyuan Old Street) y la ayuda de un ser superior que nos salvó infinidad de veces de perdernos por esta ciudad.

Resumiendo, este fue el tiempo en el que más me divertí en todo el viaje. Tuve la oportunidad de jugar, aprender, sorprenderme y cultivar mi vida espiritual como en pocos lugares. En más de una ocasión, la belleza de sus jardines y el juego de luces me hicieron desear no regresar al hotel; llevándome a pasar el tiempo en sus espectaculares tiendas o degustando su interesante oferta gastronómica. Como imaginé, nada me prepararía para lo que experimentaría al cumplir este sueño, lo que nunca anticipé es lo que nos esperaba al adentrarnos cada vez más en este país.

Stay tuned, Maes, aún queda mucho por contar!

Derarrollado por OASIS STUDIO