MikeAventuras en el extranjero

Hace no mucho me pidieron hablar sobre mis chocoaventuras en el extranjero. Haciendo memoria, me doy cuenta de que los retos a los que un viajero se enfrenta son muchos y pocas veces terminan sin estrés. Igual recfgbfgordar es volver a vivir y no me arrepiento de uno solo debnm los retos que tuve que sortear en búsqueda de mi viaje ideal.

Debo admitir que muchos de los retos que he superado han requerido tanto de mi habilidad para trabajar bajo presión como del apoyo de amigos que, desinteresadamente, se han preocupado por que mi aventura sea lo menos caótica posible. Sin ellos trasladarme por Copenhague, localizar a un embaucador o negociar con empresas trasnacionales no hubiera sido posible. ¡Muchas gracias, amigos!

Lo interesante es que no importa cuántos viajes haga, siempre surge algo nuevo que pone a prueba mis capacidades. De hecho, las personas que me rodean tienen la teoría de que cada que voy a vacacionar algo dramático sucede. Me niego a creer que tienen razón, pero después de tantas peripecias comienzo a pensar que tal vez vean algo que yo no. En todo caso igual disfruto mucho el proceso, ¡así que no pasa nada!

Sea como sea, los altibajos son parte del viaje. Digamos que son lo que convierten una experiencia en aventura. No imagino unas vacaciones en las que todo salga a pedir de boca. De esta forma, al llegar al destino me da la impresión de que todo lo pasado ha valido la pena. Ese breve instante en el que te percatas de que estás en un lugar nuevo, con el que antes solo te habías atrevido a soñar, vale cada preocupación que has pasado.

No les puedo mentir y asegurarles que viajar es sencillo y pura diversión: requiere compromiso, dedicación y espíritu aventurero. No saber qué te espera del otro lado es emocionante y atemorizante a la vez, pero la sonrisa que te genera alcanzar tus sueños no se compara con los mínimos problemas que se hayan tenido que sortear. Así que, si existe la posibilidad, viaja, Mae. ¡Viaja que no hay más momento que ahora ni más tiempo que el hoy!

Derarrollado por OASIS STUDIO