I´ll make a man out of you ft. Ernesto Guevara.

¿En qué momento nos convertimos en hombres? Tristemente, esto no se define con la mayoría de edad, sino con actitudes, pensamientos y actividades propias de lo masculino que, a lo largo de nuestro crecimiento, nos impone la sociedad.

Como hombre, pocas veces me había detenido a reflexionar en esto, pero ha medida que convivo con mis sobrinos (de tres y cuatro años, respectivamente), recuerdo lo cariñosos y expresivos que podemos llegar a ser. ¿A dónde se fue todo eso?

Para ser sincero, no recuerdo cuándo comencé a cerrarme, pero recuerdo haber tenido sentimientos de dejé de expresar por temor al rechazo, a la incomprensión o al ridículo. Ante este bloqueo, decidí concentrarme en identificar el momento en el que me cansé de intentar encajar.

El proceso no ha sido fácil: me he topado con infinidad de estereotipos, burlas y desacreditaciones; pero el crecimiento personal y la satisfacción de encontrar a otros que, al igual que yo, están más interesados en ser personas plenas que en el “qué dirán”, me incentiva para continuar nadando contracorriente.

En este momento se preguntarán qué hago para modificar mi entorno. La verdad, nada complicado. Mis acciones se limitan a amarme tal cual soy, pero también a expresar mi aprecio por los que me rodean. Es así de sencillo –y complicado a la vez.

Dejar de callar lo que sentimos (cariño, alegría, miedo, frustración, etc.) es el primer paso para erradicar la violencia. Ser prisioneros del “deber ser” repercute tanto en las relaciones que establecemos como en nuestro actuar. En la medida en la que comencemos a ser congruentes, mayor será la satisfacción que experimentemos y, con ello, lo plenos que nos sentiremos.

Al final, los atributos masculinos y femeninos son constructos sociales que tratan de homologar comportamientos, pero que no toman en cuenta nuestra personalidad, deseos y habilidades. Piensa en que no tienes porque limitarte a expresar “lo que se puede”. Rodéate de personas sinceras, comprensivas y dispuestas a crecer contigo. Recuerda que existe la posibilidad de reconfigurar tu entorno y, en ese entendido, de caminar al lado de aquellos que contribuyen a crear tu felicidad.

Derarrollado por OASIS STUDIO