Compartiendo con Pedro Lerma

No voy a mentir: este artículo me ha tomado más tiempo de lo habitual. Al pensar en “compartir” (que es el título del programa de Pedro) me vienen mil ideas a la cabeza; sin embargo, creo que poco tiene que ver el hecho de prestarles el coche a mis primos o no.

Compartir abarca una infinidad de aspectos. Desde “echarles más agua a los frijoles”, hasta elegir a “el/la dueña de tus quincenas”, optar por dar algo de ti a otros requiere mucho más de lo que podemos imaginar. Abrirnos a confiar nuestras experiencias y sinsabores no es solo soltarse y comenzar a hablar; en realidad, se relaciona con las ganas de ayudar a los demás.

Afortunadamente, las nuevas generaciones buscamos cada vez más el bienestar de los demás. Los tiempos en los que uno aparentaba tener la vida perfecta se van terminando, llevándonos a preferir evitar que otros sufran a causa de retos que ya hemos superado.

Así, apoyarnos mutuamente se va convirtiendo en la regla: nos recomendamos terapeutas, restaurantes ylugares para visitar; platicamos sin reservas de las problemáticas a las que nos enfrentamos y las decisiones que tomamos para resolverlas. Ayudar nos resulta natural, después de todo, en un mundo incierto, no estamos exentos de pasar por una situación similar.

De esta forma, compartir va más allá de sabernos expresar: tiene que ver con desear poner nuestra experiencia y recursos al servicio de los demás. Por este motivo escucho a Pedro Lerma, porque a través de su programa veo las cosas de forma distinta, a la vez que me siento afortunado de pertenecer a una comunidad que se expone en beneficio de quien esté deseoso de cambiar.

 

Derarrollado por OASIS STUDIO