Cine de culto ft. Massiel Rico

Con toda honestidad puedo decirles que no sé sobre cine de culto. Por este motivo, tener la oportunidad de platicar con Massiel abrió un universo que me cautivó desde el momento en el que comenzó a describirlo.

Uno de los motivos por los que decidí estudiar Ciencias Sociales es debido a mi inquietud natural por comprender el comportamiento de los individuos y la formación de comunidades. Saber que hay expresiones socioculturales que surgen de determinadas películas me hace interesarme en conocerlas, observarlas e intentar comprenderlas.

Mi ignorancia sobre las prácticas y temáticas del cine de culto me hizo investigar al respecto. Gracias a ello me enteré de que el humor negro y las figuras irónicas son un referente obligado, lo cual me hace interesarme aún más en esta vertiente debido a que compartimos ambas características.

Otra particularidad que despertó mi interés es el hecho de que los asistentes realizan actividades en escenas particulares. Es decir, Massiel me compartió que, por ejemplo, al llegar a la función te obsequian algún artículo (ella mencionó cucharas) para que lo arrojes a la pantalla en un momento determinado. No imagino lo divertido que debe ser, al igual que el sentido de identidad del que te dota hacerlo.

Es por esto que me convencí de acudir una que otra vez a los espacios en donde se proyectan estos filmes. No quiero decir que es por novedoso (que sí), pero comprender las prácticas culturales de sectores específicos ayudará a sensibilizarme ante situaciones que antes no conocía. ¿No es para eso que estamos aquí?

Así, si ustedes como yo desconocían este universo –o si desean adentrarse aún más–, los invito a que investiguen, a que busquen opciones fuera de los centros comerciales y a que se dispongan a disfrutar de nuevas experiencias que enriquecerán su vida, expandirán su mundo y revolucionarán su mente.

¡Hasta siempre, Maes!

Derarrollado por OASIS STUDIO