Aprendiendo a ser paciente

Voy a ser honesto, ser paciente me costaba mucho trabajo. No entendía cómo sentarse a “no hacer nada” puede contribuir a alcanzar tus metas. Después de infinidad de topes contra la pared, me percaté de que la paciencia va más allá de cruzarse de brazos a esperar la providencia divina. 

Carl Jung decía que “a lo que te resistes, persiste”. Yo me resistía a todo. Como consecuencia, la vida me ponía pruebas para mejorar en diversos temas; mismas que no siempre superaba con rapidez. Cansado de sentirme frustrado y ansioso, comencé a buscar técnicas que me ayudaran a ser más paciente. 

Lo primero con lo que me encontré es que, una vez que has hecho todo lo que está en tus manos, solo queda esperar a que la contraparte haga su movimiento. ¿Para qué estresarme por lo que no puedo controlar? Esa fue una preocupación menos.

Después, me di cuenta de que intentaba forzar situaciones que, consideraba, eran buenas para mí. ¡No podía haber estado más equivocado! Por no sentarme a esperar, echaba a perder relaciones y oportunidades. Así que bajé la velocidad y acepté que todo tiene sus tiempos. Ahí se fueron gran parte de mis dolores de cabeza.

Por último, aprendí que las cosas caen por su propio peso. En este caso me fue más sencillo sentarme a ver que todo se acomodara poco a poco, pues la verdad siempre sale a la luz y no necesita de nuestra ayuda para que sea así.

Una vez dominadas estas técnicas, empecé a vivir más tranquilo, sin prisas ni remordimientos. Cada que comienzo a pensar que estoy actuando mal, recuerdo que no hay motivos para desesperar o sufrir; solo debo enfocarme en mis metas y hacer todo lo posible por lograrlas. Lo demás no me corresponde a mí.

Ser paciente significa confiar en tus habilidades, creer en que sucederá lo correcto para ti y aceptar que las cosas no sucederán cuando tú quieras, sino cuando estés preparado para recibirlas. Hay quien considera este pensamiento conformista, pero yo elijo pensar que la vida me sorprende con regalos que siempre he deseado, en los momentos menos esperados.

 

Derarrollado por OASIS STUDIO